Archivo de categoría Comunidad de fútbol

Porgiusy

Ver los Juegos Paralímpicos: trabajo en equipo

Unas semanas después del final de los Juegos Olímpicos se da inicio a los Juegos Paralímpicos, que son el evento deportivo más importante de todo el mundo destinado a deportistas con diversidad funcional, que tengan discapacidades motoras, mentales, visuales o espaciales.

Aunque no son tan comunes como su contraparte olímpica, la comunidad paralímpica es bastante formal y ha tomado muchos espacios que antes no tenía. Ante eso, la cobertura de los Juegos Paralímpicos para los medios de comunicación ha aumentado y todo se ha convertido en un trabajo en equipo.

¿Por qué transmitir o comentar los Juegos Paralímpicos?

Para muchos países, que sus deportistas ganen medallas es una gran emoción. En los Juegos Paralímpicos esto es aún más posible por el alto número de medallas que se otorgan, por lo que transmitir las premiaciones es muy positivo.

Por otra parte, si se va a transmitir o comentar estos juegos, es indispensable contar con expertos en estos deportes adaptados, que den la posibilidad de contar sus experiencias y apreciaciones sobre la evolución de los Juegos Paralímpicos y sus competiciones. De esta forma, el espectador de los juegos podrá entender y estar en sintonía todo el tiempo.

Porgiusy

Quinielas y cromos de fútbol: compartir en comunidad

Si el fútbol es afición, existe una serie de productos relacionados con el deporte que se vuelven increíblemente compenetrados con la comunidad futbolera. Las quinielas, que se realizan en cada competición formal o informal en fútbol y que incluso se pueden apostar en el ámbito de lotería nacional son una de las formas de unirse, debatir e incluso, ganar dinero.

Las colecciones de cromos, por su parte, son muy atractivas para los niños, pero existe una enorme cantidad de adultos que han sabido mantener la afición.

El fútbol es ante todo, un acto social, donde las personas se reúnen para ver los partidos, comentarlos, analizar y pasar un rato agradable. Los fanáticos también han visto tanto en las quinielas como en las colecciones de cromos una opción agradable para compartir en comunidad.

Quinielas

Apostar en el fútbol es algo mucho más común de lo que se piensa. Como todo juego, requiere de precaución y es imperativo no apostar dinero que se necesita para otra cosa. Pero las quinielas son bastante frecuentes y en los países se hacen para apostar sobre las ligas y copas. En España, por ejemplo, se puede apostar por los resultados de un partido diciendo 1, X o 2, en función de si gana el local, visitante o hay empate.

Cromos

Por su parte, los cromos son una forma de encuentro social. Al deber ser intercambiados para completar cada álbum, las personas se ven en la necesidad de acercarse unos a otros para conseguir los cromos faltantes para su álbum. Existen álbumes de cromos en el ámbito de selecciones para eventos como el Mundial, Eurocopa o Copa América, pero año tras año existen álbumes de cromos de las diferentes ligas europeas.

Porgiusy

Fútbol: batalla contra las barras bravas

El deporte universal, sin lugar a dudas, es el fútbol. Hay algunos países donde este deporte es la médula espinal que surte de energía a todas sus sociedades. También hay otros países donde es un deporte secundario pero no por ello menos importante. Un elemento común en todos ellos es la existencia de barras bravas de fanáticos, particularmente en los clubes de fútbol más importantes.

El fútbol es pasión y es normal que haya grupos que sean los más fanáticos de todos, que vayan constantemente a los estadios y que sigan al equipo a cada momento. Sin embargo, muchos de estos grupos de fanáticos se han constituido en barras bravas que representan lo peor de los valores deportivos, al participar en actos criminales, vincularse con grupos extremistas de uno u otro lado del espectro político y atacar a los fanáticos y las barras de otros equipos.

¿Cómo combatirlos?

En el Reino Unido, y más específicamente, en Inglaterra, el problema de los hooligans, como fueron conocidos, adquirió mucha relevancia. Como consecuencia de los actos violentos organizados por ellos, el fútbol inglés se vio suspendido parcialmente de su participación con público en el resto del fútbol europeo.

La forma en la que los hooligans pasaron a segundo plano llevó mucho tiempo y también, un esfuerzo multidisciplinario. Para comenzar, el primer enfoque fue policial: los organismos de seguridad se vieron en la necesidad de empezar a estudiar a las barras bravas como potenciales asociaciones criminales y desde ahí, comenzar a desarticularlas y a procesar a quienes habían sido responsables de crímenes.

Muchos de los hooligans no fueron procesados penalmente, pero sí recibieron una pena de no poder volver a visitar un campo de fútbol inglés más nunca en sus vidas. Eso fue desarticulando a estos grupos radicales, que enfrentaron consecuencias también con los equipos, que rechazaban su presencia en los estadios.

Construir una fanaticada más humana

Por culpa de las barras bravas en el fútbol, miles de fanáticos deciden no acercarse a los estadios, por temor a los desmanes que ellas pueden provocar. Ahí es donde cada club de fútbol tiene una responsabilidad importante, pues de ellos depende que la asistencia a los estadios sea lo más favorable posible y que además, sea responsable y no se cometan ningún tipo de acciones en contra de los asistentes.

Para un club, un objetivo esencial es deslastrarse de la barra brava como una representación del equipo e incentivar a las familias a asistir a los espacios del equipo a demostrar que el fútbol no es una cuestión de radicalismos, sino de personas apasionadas por el deporte rey. Además, debe existir un rechazo social hacia la fanaticada que comete excesos y que ensucia el nombre del equipo para todos.

Los clubes locales de fútbol: comunidad de amor verdadero

En Europa y todo el mundo hay países que tienen cientos de clubes de fútbol en sus ligas internas. Siempre, en las primeras divisiones, existen grandes clubes que son los que constantemente ocupan las posiciones de campeones y subcampeones, así como las clasificaciones a las competiciones europeas o continentales, según sea el caso.

Pero también existen clubes locales, con mucho arraigo en las comunidades y en los que existe una representación fuerte del lugar de donde son. En muchos casos, los clubes locales, de pequeñas ciudades, suelen participar en la Tercera División, o con suerte, en la Segunda. Cuando alguno logra la hazaña de alcanzar la Primera División es un hecho verdaderamente notable que necesita de reconocimiento.

Además, muchos de estos clubes pequeños, con los años y mucha inversión, pueden transformarse en grandes. Lo más importante es no perder ese amor verdadero que tienen con su comunidad.

Copas: oportunidad de brillar

En los países se suelen realizar dos tipos de competiciones de fútbol: la liga, donde los equipos participan ganando puntos y la copa, donde los equipos juegan en un formato de eliminación directa. Precisamente en la copa es donde los equipos de divisiones inferiores tienen la oportunidad de enfrentarse de forma directa con equipos de otras divisiones y así, demostrar su potencial.

No existe mejor palestra para un equipo de segunda o tercera división que estar compitiendo ida y vuelta en la copa de su país contra uno de los grandes. Aunque probablemente el resultado sea una derrota por la diferencia de plantillas, siempre el juego será de once contra once y todo puede pasar.

Planes de desarrollo locales

Los equipos que suelen representar a pequeñas ciudades o incluso pueblos tienen un compromiso gigante; son la razón por la que muchas personas van a reconocer a sus localidades. Ante eso, los equipos locales pueden fungir como facilitadores de tareas de desarrollo local, al financiar proyectos, siempre que sea posible económicamente, así como fomentar el turismo y la asistencia al estadio local,

Los equipos de fútbol del medio rural y de las ciudades pequeñas y aisladas se convierten en una especie de embajadores de la zona y en ellos reside también, de forma indirecta, cierta representación con el lugar.

Porgiusy

Comunidades deportivas: ¿cómo incorporarse tras un aumento de senos?

Hacer deporte es algo totalmente normal en el mundo de hoy. Millones de mujeres se levantan cada día a trotar o a ir al gimnasio. No importa su físico, sino su dedicación. Muchas veces se forman comunidades deportivas, que suelen ser grupos de personas que se dedican a una actividad deportiva de forma constante, aunque no profesional. Pero, ¿cómo compaginar eso con una cirugía de aumento de senos?

Cualquier cirugía, por sencilla que sea, hace que la persona deba detener temporalmente sus actividades físicas. Después de una mamoplastia hay puntos que aún deben cicatrizar, hay masajes que deben realizarse, entre muchas otras cosas, y todo eso requiere deporte. Pero, una vez hecha, ¿cómo empezar a vincularse con comunidades deportivas?

Fuera los prejuicios

Si te hiciste una cirugía con prótesis de alta calidad como las que provee Motiva, entonces seguramente el resultado de la mamoplastia será todo un éxito. Sin embargo, hay diferentes desafíos ya con las comunidades deportivas. En primer lugar, están las personas que creen que las mujeres con implantes mamarios no tienen ningún tipo de dedicación y que solo les importa su físico.

Es importante buscar una comunidad deportiva que deje totalmente esos prejuicios de lado, para así no tener que luchar contra ellos.

Comenzar gradualmente

No se trata de buscar una comunidad deportiva en pleno reposo que haga prácticas de alto rendimiento y por ende, que pueda perjudicar todo el postoperatorio. Por esto mismo, es importante que este proceso de incorporarse a una comunidad deportiva se haga de forma sumamente gradual, con la decisión de poder hacer deporte en grupo con un fin determinado, pero sin exponer la propia salud.

En este aspecto, es imprescindible contar con la asesoría de dos personas: el médico cirujano tratante y un entrenador deportivo. Si es el equipo profesional de Motiva, seguramente podrán dar los consejos necesarios para poder retomar la actividad deportiva y su tipo, pero el entrenador es el que irá viendo la gradualidad del ejercicio y, además, su incorporación con el resto del grupo. Todo depende de la persona y del deporte.

Porgiusy

Comunidades deportivas: ¿cómo incorporarse tras un aumento de senos?

Hacer deporte es algo totalmente normal en el mundo de hoy. Millones de mujeres se levantan cada día a trotar o a ir al gimnasio. No importa su físico, sino su dedicación. Muchas veces se forman comunidades deportivas, que suelen ser grupos de personas que se dedican a una actividad deportiva de forma constante, aunque no profesional. Pero, ¿cómo compaginar eso con una cirugía de aumento de senos?

Cualquier cirugía, por sencilla que sea, hace que la persona deba detener temporalmente sus actividades físicas. Después de una mamoplastia hay puntos que aún deben cicatrizar, hay masajes que deben realizarse, entre muchas otras cosas, y todo eso requiere deporte. Pero, una vez hecha, ¿cómo empezar a vincularse con comunidades deportivas?

Fuera los prejuicios

Si te hiciste una cirugía con prótesis de alta calidad como las que provee Motiva, entonces seguramente el resultado de la mamoplastia será todo un éxito. Sin embargo, hay diferentes desafíos ya con las comunidades deportivas. En primer lugar, están las personas que creen que las mujeres con implantes mamarios no tienen ningún tipo de dedicación y que solo les importa su físico.

Es importante buscar una comunidad deportiva que deje totalmente esos prejuicios de lado, para así no tener que luchar contra ellos.

Comenzar gradualmente

No se trata de buscar una comunidad deportiva en pleno reposo que haga prácticas de alto rendimiento y por ende, que pueda perjudicar todo el postoperatorio. Por esto mismo, es importante que este proceso de incorporarse a una comunidad deportiva se haga de forma sumamente gradual, con la decisión de poder hacer deporte en grupo con un fin determinado, pero sin exponer la propia salud.

En este aspecto, es imprescindible contar con la asesoría de dos personas: el médico cirujano tratante y un entrenador deportivo. Si es el equipo profesional de Motiva, seguramente podrán dar los consejos necesarios para poder retomar la actividad deportiva y su tipo, pero el entrenador es el que irá viendo la gradualidad del ejercicio y, además, su incorporación con el resto del grupo. Todo depende de la persona y del deporte.